HISTORIA DE BRISA PDF Print

Para el verano del 2005  me comprometí iniciar el concepto de BR.I.S.A. . Este interés surgió al compartir casualmente con algunos de mis amigos nautas. En ocasiones recordábamos el disfrute de participar en las regatas, “Run as you are”, conocidas como las “Fun Regattas”.  Todos concurrimos que la falta de estas actividades se debía a la desaparición de las agrupaciones náuticas que se dedicaban a estos menesteres.   Entre estos compañeros nautas se encontraban amigos como;  José Ángel Parodi, Benito Pinto, José Mendoza, Santos Álvarez, Mario Bermúdez, Guillermo Ripoll, Pedro Ortiz, y Francis Montilla. En múltiples ocasiones conversábamos sobre la  deseabilidad de volver a tener una asociación de veleristas con intereses similares a aquellas asociaciones que ya no se encontraban en nuestro horizonte.

Al compartir con mi amigo Santos Álvarez bromeábamos recordando el pago de la cuota que hizo unas semanas antes a la extinción de una de esas organizaciones, de la cual nunca pudo disfrutar. Para consolarlo le decía,  no te preocupes  ‘¿te parecería si hacemos otra?’. Se reía y me contestaba, “no es mala idea, pero el primer año no pago cuota”. Al igual que Mario Bermúdez que se quedó con el sabor  de la asociación ya extinta, y me decía “hazte otra, que me gustó esa vaina y se acabó cuando yo empezaba a disfrutarla”.

En otra ocasión con mis amigos Francis Montilla  y el Ing. José Mendoza de camino hacia el Club  Náutico de Ponce volvimos a tocar el tema de las asociaciones. Francis nos habló de cómo el admiraba el estilo particular de una de esas asociaciones ya extintas y de cómo éstas lograban estimular el entusiasmo entre sus socios y participantes. José (‘Cheo’) Mendoza  y yo coincidíamos que de formar una nueva Asociación, esta tenía que tener una estructura donde la misma pudiera desarrollar su propio liderato y que el mismo fuera responsable y formal con los procesos administrativos por ser esta una debilidad y una de las causas de las extinciones de esas asociaciones. Francis acogió con mucho entusiasmo nuestras ideas. Decidimos hacer una primera reunión entre los amigos interesados. Con esto en mente cité a esa reunión a los amigos anteriormente mencionados los cuales ya habían demostrado  estar dispuestos a colaborar con esa empresa.

Para estos propósitos preparé una presentación la cual contenía un compendio de lo que estimé necesario para formar la Asociación. En esa reunión les presenté un borrador del reglamento y cómo este incorporaba el concepto de flotas y sus capitanes con el propósito de crear liderato.  Este reglamento fue acogido favorablemente por los que invité a pertenecer al Concejo de Fundadores: Puranir Morales, Francis Montilla, Olga Bizoso, Mario Bermúdez, Edgardo Bermúdez, Santos Álvarez, José (Cheo) Mendoza, Pedro Ortiz y este servidor Nelson Ramírez.

También tuvimos la oportunidad de dialogar sobre cómo promover el interés entre la comunidad de nautas y de cómo elaborar el fundamento para que la asociación fuera una familiar. A estos efectos decidimos  hacer un sondeo entre la comunidad de nautas para auscultar sus intereses.  La consulta fue alentadora y nos llevó a una segunda reunión  A partir de ese momento, no hubo un detente.  Redacté el Reglamento y su Manual de Procedimientos los cuales ratificamos en la reunión del 26 de julio de 2006. Dicho reglamento se usó para incorporar la Asociación oficialmente el 13 de agosto del 2006. Para tal fecha, con notable resolución y determinación se fundó BRISA (BoRinquen Islands Sailing Association). 

En el entretanto de los meses remanente del año 2006, aunque BRISA se encontraba todavía en pañales, logramos organizar con éxito varias actividades de agua.  En agosto del 2006 ya contábamos con cerca de 30 Socios registrados con sus respectivas embarcaciones.  Aplicando el concepto de flotas agrupamos a nautas procedentes de varias Marinas  incluyendo la zona sur de Puerto Rico. Formaron parte de esos primeros socios algunos extranjeros que vivían transitoriamente  a bordo en sus embarcaciones. Al  inicio este primer grupo de entusiastas  de la vela tuvieron el firme propósito de apoyar y participar en todas nuestras actividades y le dieron a BRISA el impulso que necesitaba. 

El futuro parecía prometedor y se estableció un itinerario de actividades para el 2007 con el propósito de promover el sentido de integración y pertenencia entre los socios.  Lo único que restaba era continuar con el desarrollo de este concepto, el cual daba a lugar  a que los fundadores proveyeran el componente educativo para capacitar a los nuevos directivos. De esta forma establecimos una nueva esperanza tratando de evitar así la posibilidad de su extinción. Para lograrlo sabíamos que era necesario que los socios comprendieran el compromiso que conllevaba desarrollar el concepto, así se evitaba que la asociación se convirtiera en lo que cayeron las ya extintas.

Esperamos que el futuro nos sonría en este intento para dejarle un buen legado a las nuevas generaciones.

 

Last Updated on August 19, 2012